Vuelta al cole - 5 Consejos para superar los primeros días - Vilar
17795
post-template-default,single,single-post,postid-17795,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode_popup_menu_text_scaledown,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Vuelta al cole – 5 Consejos para superar los primeros días

La visión de regresar a la oficina después de las vacaciones y la realidad por lo general tienen muy poco en común. Mientras que muchos de nosotros esperamos sentarnos en nuestros escritorios después del tiempo de descanso, con energía ilimitada y la creatividad a pleno rendimiento, no queda nada más lejos de nuestra realidad en la que por lo general lo que ocurres es que pasamos varias horas descentrados (o días) tratando de procesar una avalancha de mensajes de correo electrónico y terminando las tareas acumuladas durante las vacaciones.

«Uno tiene que ayudarse a sí mismo preparando todo para que a la vuelta tenga el mínimo número de trabajos por terminar”, dice Julie Morgenstern, consultor de productividad y autor de la obra Nunca revise el correo electrónico por la mañana. «Una vez que usted invierte en ese proceso una vez, se convierte en un proceso automatizado. «Cada vez que me voy, esta es mi cobertura».

¿Cómo se puede evitar la aglomeración post-vacacional y resistir con ese brillo renovado?

Planificar activamente la vuelta

Al planificar el tiempo que vamos a estar fuera del trabajo, la mayoría de las personas se centran en conseguir organizarlo todo para la salida. Evitar caer en esa trampa mediante el tratamiento de tu vuelta como algo que debe ser gestionado por adelantado también.

Mientras que muchos de nosotros tratamos de maximizar el tiempo de vacaciones para volver a casa la noche del domingo, Laura Vanderkam, autora de 168 horas: usted tiene más tiempo de lo que piensa, ella sugiere que se considere un retornar antes.

«Considere la posibilidad de volver el sábado en lugar del domingo,» dice Vanderkam, haciendo hincapié en que el tiempo de desempacar, recoger algunos comestibles esenciales, y conseguir un espacio tranquilo y sin interrupciones para leer el correo electrónico puede disminuir el impacto del primer día que regresamos a la oficina.

 pexels-photo-65977

No vuelvas sin un plan

No se limite a caminar de vuelta a la oficina después de unas vacaciones sin un plan de ataque a menos que quieras ser arrollado.

«La tendencia es tratar de compensar todas las reuniones que te has perdido», dice Vanderkam. «En la medida de lo posible, trata de enviarlas al segundo día o la tarde para tener un poco de espacio»

Morgenstern sugiere que protejas tu tiempo establecido para ponerte al día de la forma más efectiva sobre la reunión o la presentación. Es totalmente necesario, por lo que trata tu tiempo como oro.

«Construye un tiempo de transición. No reserves nada para tu primer día en la oficina, atesora el tiempo», dice Morgenstern. «Y bloquea las citas en tu calendario. Si parece que estás disponible, la gente querrá concertar citas en tu primer día de trabajo.».

Tu respuesta fuera de la oficina es tu primera línea de defensa, manejarla es tu ventaja

La respuesta automática programada para cuando estas fuera de la oficina tiene que ser contundente y sencillo (Frases «vacaciones muy necesarias”,  por favor), servicial, y honesto, pero no tan honesto. Vanderkam recomienda apartarlo todo durante el período de ponerse al día; tus compañeros de trabajo sabrán que estás disponible, pero al menos ayudará a contener la ola de consultas externas, o al menos reducir las expectativas de una respuesta inmediata.

Ella y Morgenstern están de acuerdo en que el mensaje automático dirigido a los agentes externos debe incluir instrucciones para ponerse en contacto con quien sea necesario de acuerdo a las contingencias. Evalúa quiénes podrán ser los que te escriban correos y sobre qué tipo de asuntos y hazles saber a qué persona deben contactar en tu ausencia o cuando podrían tener una respuesta.

Morgenstern añade que está bien sugerir a la gente vuelvan a ponerse en contacto contigo. Ya que su correo puede hundirse en un mar de correos después de las vacaciones.
«Todo el mundo que usa correo electrónico entiende el problema del volumen y de que las cosas se pueden perder cuando alguien está ausente. No es realmente una sorpresa para nadie, simplemente advierte a la gente: ‘Su correo puede perderse o ser enterrado, no dude en hacer un seguimiento conmigo’ «.

¿Te sientes especialmente valiente? Sáltate los días de evitar el correo electrónico y ve al núcleo de tu bandeja de entrada
inbox
La sola idea de perder el contenido de tu bandeja de entrada te creara un escalofrío que te recorrerá todo el cuerpo, pero para algunos la purga de los correos post-vacaciones es lo que justamente necesitan para volver a la pista sin perder un día entero en el mantenimiento del correo electrónico.

«Algunas personas toman un rápido vistazo a lo que está marcado, ven lo que es más interesante, y luego lo borran todo», dice Vanderkam.

Debes tratar de ser indispensable, pero darte cuenta de que no lo eres puede convertirte en un mejor trabajador
Vanderkam dice que la planificación y la vuelta de las vacaciones pueden ser un buen momento para hacer un ajuste sobre tu punto de vista profesional. Todos queremos ser el miembro del equipo más activo, pero creer que somos indispensables para la compañía, es algo que a largo plazo nos puede perjudicar.

 

Etiquetas:
Sin comentarios

Deja un comentario

Consúltanos gratis

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar